Red Hidalgo te da la fecha y hora:

#Internacional Una extraña que Lucy Humphrey conoció en la playa de Cold Knap en Barry, en el sur de Gales, le donó un riñón y le salvó la vida. Lucy, de 44 años, había estado viviendo con lupus, una afección que causa inflamación en varios órganos, incluyendo los riñones, durante más de una década y media. Después de años de diálisis, los médicos le dijeron que solo le quedaban unos pocos años de vida si no recibía un trasplante de riñón.

En junio de 2021, Lucy y su pareja, Cenydd Owen, de 49 años, habían planeado un descanso de dos días en Aberystwyth, pero como Lucy estaba demasiado enferma para viajar tan lejos, decidieron ir a la playa más cercana de Cold Knap en Barry. Mientras estaban allí, sus dos perros dóberman, Jake e Indie,
se acercaron a una mujer llamada Katie James, quien estaba haciendo tejido de gancho en la playa. A pesar de los intentos de Lucy y Cenydd de llamar a Indie de regreso,
la perra siguió yendo hacia Katie.

Lucy estaba sometiéndose a diálisis y que estaba a la espera de un trasplante de riñón

Después de una breve conversación con Katie, Lucy y Cenydd la invitaron a unirse a ellos para una parrillada en la playa. Durante la comida, Cenydd le explicó a Katie que Lucy estaba sometiéndose a diálisis y que estaba a la espera de un trasplante de riñón.
Katie sorprendió a todos al decir que acababa de inscribirse en el registro de donación de riñón y que donaría su riñón
a cualquiera que lo necesitara.

Lucy no podía creer lo que estaba escuchando. Katie había sido elegida por su perro para conocer a Lucy y salvar su vida.
Después de la cena, Katie y Lucy hablaron sobre la donación de riñón y, a pesar de los obstáculos y las pruebas que debían superar, se pusieron en marcha para que la donación se llevara a cabo.

En octubre de 2021, Lucy recibió el riñón de Katie en un hospital de Cardiff, Gales. La operación fue un éxito y Lucy estaba agradecida por la generosidad de Katie.

“Esto me ha dado una nueva oportunidad en la vida, no puedo agradecer lo suficiente a Katie”, dijo Lucy.

La historia de Lucy y Katie es una muestra del poder de la generosidad y la bondad en momentos de necesidad. A veces, un encuentro casual con un extraño puede cambiar el curso de la vida de una persona y hacer que el mundo sea un lugar mejor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *