Sarah Ransome, víctima de tráfico sexual de menores vinculada al magnate financiero Jeffrey Epstein, ha compartido su impactante testimonio tras la reciente revelación de la lista de Los Papeles de Epstein.

“Me violaban tres veces al día y no era la única en la isla. Había un flujo constante de niñas violadas una y otra vez.”

Ransome fue una de las mujeres abusadas por Epstein en la primera década del siglo XXI. Su pesadilla comenzó en 2006, cuando, a los 22 años, aceptó una invitación del empresario después de emigrar de Escocia a Nueva York en busca de oportunidades en la industria de la moda.

La víctima relata que, tras aceptar la invitación, la llevaron a la isla privada de Epstein, Little St. James, que se convirtió en el siniestro epicentro de su red de pedofilia internacional. Una vez allí, les confiscaron pasaportes y celulares, manteniéndolas incomunicadas.

La pesadilla de Sarah Ransome inició rápidamente cuando una amiga le mencionó: “Jeffrey quiere verte”. Esa noche, en Little St. James, comenzó un calvario que duraría casi 9 meses de su vida.

“Fue la noche en que me violó por primera vez. Me dijo que me quitara el vestido y que me tumbara en la mesa de masaje. Me dijo: ‘Esta noche te voy a enseñar a ser una mujer’. Yo gritaba para que se detuviera, pero no lo hizo”, reveló Ransome sobre el abuso sufrido a manos de Epstein.

La víctima logró escapar durante un viaje a Nueva York, poniéndose en contacto con su madre, quien le compró un pasaje aéreo que se convirtió en su boleto hacia la libertad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *