El Papa

#Internacional  El papa Francisco, quien recientemente sufrió de bronquitis y estuvo hospitalizado, no participará en la procesión del Viernes Santo al aire libre debido a las bajas temperaturas, según un comunicado emitido por el Vaticano.

A pesar de esto, el pontífice de 86 años asistirá a la misa de Viernes Santo en la Basílica de San Pedro, según confirmó el portavoz del Vaticano, Matteo Bruni, en respuesta a una pregunta de Reuters.

Esta será la primera vez desde que fue elegido como papa en 2013 que Francisco no presidirá el servicio del “Vía Crucis” en el Coliseo de Roma.

El Vaticano afirmó que Francisco seguirá la procesión desde su residencia, donde permanecerá protegido de las bajas temperaturas y podrá seguir el evento por televisión.

Aunque el clima invernal ha sido una razón para la decisión de no asistir a la procesión al aire libre, también es posible que el estado de salud del Papa haya influido en la decisión, ya que aún se está recuperando de su reciente enfermedad.

El Vía Crucis, también conocido como el camino de la cruz, es una representación simbólica del sufrimiento y la crucifixión de Jesucristo que se lleva a cabo durante la Semana Santa. Es una de las celebraciones religiosas más importantes para los católicos y a menudo se lleva a cabo en el Coliseo de Roma.

A pesar de la ausencia del Papa en el evento al aire libre, se espera que la misa de Viernes Santo en la Basílica de San Pedro sea un evento significativo y emotivo para la comunidad católica en todo el mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *