En las minutas de su reunión de política monetaria de diciembre, publicadas el 3 de enero, el Banco de México (Banxico) indicó que se está considerando la posibilidad de recortes a corto plazo en la tasa de interés, pero con un enfoque gradual. La Junta de Gobierno destacó la necesidad de actuar con cautela al iniciar el proceso de flexibilización, subrayando ajustes finos y “cautelosos”.

 

Aunque se mencionaron posibles fechas de inicio en el primer o segundo trimestre de 2024, se advirtió que las reducciones podrían no llegar tan pronto como esperan los mercados financieros. La tasa de interés se mantuvo en 11.25% el 14 de diciembre, ya que la inflación estaba por encima del objetivo y la balanza de riesgos para la inflación seguía sesgada al alza.

 

La inflación, que había estado desacelerándose en 2023, tomó impulso nuevamente a principios de diciembre. Aunque se prevé una disminución hacia el objetivo del 3% para 2025, los miembros de la Junta resaltaron la importancia de evaluar los riesgos antes de realizar ajustes en la política monetaria.

 

Mientras la gobernadora Victoria Rodríguez sugiere que un recorte inicial podría ocurrir en el primer trimestre de 2024, los economistas pronostican que la tasa clave de Banxico se reducirá a 9.25% a lo largo del año, considerando una desaceleración económica al 2.3%.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *