Después de nueve meses de angustiosa incertidumbre, los familiares de María R. finalmente pudieron reconocer su cuerpo en Pachuca, Hidalgo. María, una joven de 25 años originaria de la comunidad de Acatitlán, en el municipio de Jalpan de Serra, Querétaro, desapareció el 12 de julio de 2023, y su cuerpo fue encontrado en Hidalgo.

La Procuraduría General de Justicia del Estado de Hidalgo (PGJEH) informó que el cuerpo de la víctima había permanecido en el Servicio Médico Forense (Semefo) de Pachuca durante varios meses. La identificación se llevó a cabo el pasado martes 9 de abril, cuando los familiares acudieron al Semefo para identificarla formalmente.

La desaparición de María R. generó una búsqueda desesperada por parte de sus familiares y amigos, quienes no tuvieron noticias de ella desde julio del año pasado. Al no poder contactarla, acudieron a la Fiscalía General de Justicia de Querétaro para reportar su desaparición, dando inicio a la carpeta de investigación CI/QRO/29922/2023.

La Comisión Local de Búsqueda de Personas también intervino en el caso, elaborando una ficha correspondiente que quedó registrada en el expediente SG/CLB/FC/0541/2023. A pesar de los esfuerzos de las autoridades y de sus seres queridos, el desenlace fue trágico, dejando a la familia de María sumida en el dolor y la conmoción.

La identificación del cuerpo de María R. representa un paso crucial en el proceso de justicia y esclarecimiento de los hechos. Sin embargo, la noticia también arroja más interrogantes sobre las circunstancias de su desaparición y muerte, instando a las autoridades a seguir investigando para esclarecer totalmente el caso y llevar a los responsables ante la justicia.

El dolor de la familia y amigos de María R. es compartido por toda la comunidad, que se une en solidaridad en estos momentos difíciles. Mientras tanto, las autoridades continúan trabajando para garantizar que se haga justicia en este caso y para prevenir que tragedias como esta vuelvan a ocurrir en el futuro.

Con información de Central Hidalgo Irreverente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *